sábado, 4 de agosto de 2007

FUNDAMENTOS FILOSOFICOS

Estudios realizados por Gray (1925), señalan que el lenguaje oral es una invención social. Cuando una sociedad necesita comunicar a través del tiempo y el espacio y cuando necesita recordar su herencia de ideas y de conocimiento, crea un lenguaje escrito.

Johnson y Myklebust (1968), efectúan un trabajo respecto al aprendizaje de la lectura, escritura y cálculo. Estos serán dependientes no sólo de la capacidad mental sino de la maduración física y la experiencia escolar.

Conde Marín y Blomquis (1975), desarrollaron una investigación titulada “La Lectura Promueve Integración”, en la cual destacan que la lecto-escritura guía y orienta sobre el momento actual e histórico. En esta investigación, se establecen los criterios que permiten determinar el valor del adulto significativo, el cual debe basar la aplicación de las técnicas en una comunicación afectiva y profunda, que logra quien posee un genuino interés en la infancia.

En este sentido, el docente y los padres deben cumplir un rol fundamental en la integración de actividades planificadas de manera conjunta con el entorno familiar en la elaboración de estrategias de lecto-escritura que promuevan el proceso de aprendizaje integrado por el niño, en el cual familia y escuela trabajen en forma coordinada hacia el logro de metas comunes, donde lo cognitivo, socio emocional, psicomotor, lingüístico y moral se coordinen en forma paralela y conforme a la estructura de la personalidad del niño.

Woolfolk (1191, expresa respecto al papel del adulto:
El desarrollo cognoscitivo tiene lugar mediante la interacción del niño con adulto y niños mayores. Estas personas juegan el papel de guía y maestro para el niño y le dan la información y apoyo necesario para su crecimiento intelectual (p.175).

La orientación y supervisión del aprendizaje del niño debe mantenerse dentro de las experiencias creativas que facilitan una mayor autonomía e independencia del niño en el intercambio y aprendizaje significativo que le proporcionen al niño la posibilidad de aprender los conceptos elementales del desarrollo cognoscitivo.

La importancia de la participación controlada por el docente, en el aprendizaje del niño (a), en relación con el desarrollo cognoscitivo, además de la independencia, es que estas experiencias deben ser tan significativas que el niño no las pueda olvidar, y por otro lado, es importante señalar, la plena libertad del niño (a) para manipular, experimentar, inventar y reinventar, esto le proporcionará una base en crecimiento para el desarrollo cognoscitivo.